martes, 28 de noviembre de 2017

Unesco la mejor carta de presentación




 Denia y la  comarca de la Marina alta unieron oficialmente sus destinos a la gastronomía con la distinción de ciudad creativa de la Unesco en 2015.


 El tiempo ha pasado rápido. Un proyecto de futuro que se planteaba ambicioso y estimulante y sobretodo una estupenda apuesta de desarrollo para la comarca de la Marina Alta. Además había que comunicarlo y hacer conocedora  a la ciudadanía de su importancia. 
Aunar esfuerzos, objetivos, proyectos de diferentes ámbitos socioeconómicos y culturales,  todo un reto,  profesional, institucional  y político. 

Durante estos últimos tres años y especialmente los últimos meses los ciudadanos de nuestra comarca han conocido y participado de los sucesivos eventos, jornadas, concursos  y éxitos cosechados,  resultado de un trabajo continuo y en equipo uniendo esfuerzos desde el sector público y privado.

El DNA* festival gastronómico en Dénia, que acaba de finalizar su segunda edición, las 8 estrellas Michelin obtenidas en el 2017 por diferentes restaurantes de la comarca. 




Lo más novedoso y más necesario,  los proyectos de formación universitaria,  amparados por la Generalitat valenciana y la universidad de Alicante, junto a la creación  de una sede culinaria internacional en Dénia con la colaboración de la red de CDTs,.
La creación  de los cursos oficiales Erasmus  programados con otras sedes europeas que comparten la misma distinción que Dénia, y tantos proyectos que van surgiendo al favorecer las sinergias.

Es por ello que desde el gobierno central se estudia la posibilidad de establecer subvenciones económicas para las Ciudades Creativas de la UNESCO. El Ministerio de asuntos Exteriores se reunió recientemente  con las siete ciudades creativas españolas y representantes del gobierno central.  En el encuentro se habló de posibles vías de financiación para afrontar los retos que afrontan  estas ciudades en su actividad internacional y local. Labor que fue reconocida por el gobierno central.

Igualmente las 7 ciudades han acordado abordar proyectos conjuntos y de momento trabajar en un documento declarativo de intenciones. El próximo encuentro tendrá lugar en Granada  los días 7 y 8 de febrero del año próximo y así anualmente en turno rotativo por las diferentes ciudades españolas de la red UNESCO.




o



Muchos profesionales del turismo,  apostaron fuerte desde hace mucho tiempo por un sector vital de desarrollo,  el turismo y la gastronomía. 
La gastronomía entendida como un valor a proteger como señal  de identidad de una cultura, unos productos y un territorio que cada vez precisa de más  sostenibilidad. Este es el mantra preferido de Quique Dacosta, y también de la Unesco. 




Lo mejor del sello Unesco es su poder aglutinante para crear comarca. La aspiración eterna de tantos políticos por crear comarca nos llega por la vía más sencilla, la de sentarse en una mesa y compartir comida, unos productos y una manera de interpretarlos.

 Ya sea desde un restaurante de estrellas Michelin, o en la paella  familiar de los domingos,  todos compartimos las mismas señas de identidad, un ADN Mediterráneo, unos productos y tradiciones culinarias que nos definen también como pueblo. 



La Gamba de Denia, el arroz de Pego, el moscatel de Jesús Pobre, las pasas de Gata, los vinos de Xaló, les coques, el polp sec o guísaet....tantos y tantos sabores que nos ayudan ahora a hacer realidad y potenciar el sentimiento comarcal.